Dom06162019

Last update10:29:36

Back México eldiariodecoahuila.com.mx Escribió su historia en los emparrillados

Escribió su historia en los emparrillados

Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

lobato01Inició a jugar futbol americano en 1965 ya de manera más profesional siendo estudiante de la Facultad de Ciencias Químicas, institución que no contaba en ese entonces con equipo, solamente era la preparatoria Ateneo Fuente quien tenía su equipo de americano, y le dieron la oportunidad de entrenar con ellos, dirigidos en aquel entonces por el legendario Juan Lobato.

Fue así como comenzó su historia en este deporte, en 1967 la universidad de Nuevo León organizó el torneo llamado Liga del Noreste de México, donde jugaban las facultades de la Universidad de Nuevo León, Tamaulipas y de Saltillo el Tecnológico de Saltillo, la Narro y los Daneses, mismos que ese año consiguieron el campeonato de la liga.

Después de egresado inició su vida laboral, llegó a trabajar a la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, donde fue docente y jefe de algunos departamentos.

Fue también el primer representante del primer equipo de la Facultad de Ciencias Químicas, de ahí fue que lo invitaron en 1972 para ser el presidente de la Liga de Futbol Americano de Saltillo, lapso en el que realizó muchas cosas en pro del deporte de las tacleadas, colaboró para traer el futbol americano infantil junto con el padre "Chapo” y el coach Jorge Castro Medina, además apoyó en la creación del primer equipo de futbol americano femenil, de esta historia sale un recuerdo muy importante en la vida de Ordaz Lozano, pues fue ahí cuando conoció a quien sería su esposa, María Elizabeth Jurado, quien era parte de ese equipo y llamó su atención, pues portaba el número 81, mismo que él utilizó en sus años como jugador.

Un recuerdo que tiene es que en el año 1973, durante su presidencia creó un equipo en la Liga Nacional Intermedia, donde jugaban el Politécnico, la UNAM, Chapingo y la Universidad de Guadalajara. "Recuerdo que me fui a México a una junta en la liga y logré que me aceptaran ser el equipo número 32. Insistí mucho para que me dieran el permiso, no llevaba nada preparado y en el momento que aceptaron se me vino a la mente llamarlos Saraperos de Saltillo”.

No fue un reto fácil, pues algunos entrenadores de las universidades ya no querían participar, sin embargo se formó una selección con jugadores del Tec, Químicas, Ateneo y Leyes con equipos prestados y sin recursos, Carlos Ayala, quien en ese tiempo era tesorero del Estado lo apoyó para contactarlo con Jorge Torres Casso, quien los ayudó económicamente para hacer los viajes.

El primer juego Saraperos de Saltillo lo ganó ante el equipo de la UNAM ante un estadio completamente lleno, tuvieron una buena temporada con buenos resultados. Ese fue el único año que participó el equipo.

Después de dos años dejó el cargo como presidente de la Liga y continuó trabajando en la Narro como representante de los equipos de la Universidad, fue en 1976 que regresaron a la Liga Nacional Intermedia ya como Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro.

En 1978 las Águilas Blancas del Politécnico vienen a jugar contra la Universidad de Nuevo León, ahí sucedió un accidente donde supuestamente hubo un muerto a balazos del Politécnico y surge la inquietud de la seguridad de la Liga Nacional, que era totalmente independiente.

CREACIÓN DE LA ONEFA

Se llegó al acuerdo de crear una liga que estuviera representada por las universidades y fue así como nació en una hacienda de Cuernavaca la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano, y la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro tomó la presidencia en su primer año y esa misma temporada logró coronarse como campeón. Este mes de marzo se cumplirán 42 años de la creación de la Onefa.

Se realizó en Saltillo la inauguración de la Liga en el Estadio Francisco I. Madero, a donde llegó el primo del presidente de la república, Guillermo López Portillo y todos los representantes de la Onefa en un estadio con mucha afición, y la Narro obtuvo su primer triunfo, dirigida por Manuel "Gallo” Vázquez, quien le dio el primer título.

En los 90’s. fue vicepresidente del patronato de Lobos de la UAdeC, en el 2000 el rector de la Narro, Enrique Navarro lo invitó a ser director de deportes de la universidad y creó la Asociación Estudiantil de Futbol Americano de Saltillo, en cuyo primer año el Tec de Monterrey campus Saltillo se coronó campeón.

En diciembre del año pasado, en el Congreso de la Unión le entregaron un reconocimiento como Inmortal del Salón de la Fama del Futbol Americano, al cual ingresó en 2017.

El futbol americano fue parte importante de su vida no sólo en su tiempo de jugador, sino también como promotor; sus hijos, todos han sido deportistas. Sergio, su hijo, también jugó con Daneses y también consiguió coronarse, y su esposa, quien era jugadora y por esa razón coincidieron.

 

articulos

Y llegaron los noventas

Como un preludio alusivo del fin de milenio, llegaba la ultima década del siglo XX con unos años noventas que verían el cambio total que sufrió nuestro país y nuestro fútbol americano.