Dom12092018

Last update03:53:45

Back EUA The Washington Post El riesgo del futbol americano

El riesgo del futbol americano

Usar puntuación: / 2
MaloBueno 

infantil01Un nuevo estudio sugiere una fuerte correlación entre la edad a la que algunos atletas comienzan a jugar en la posición de tackle en el futbol americano y la aparición de problemas conductuales y cognitivos años más tarde. Los efectos se encuentran particularmente entre quienes practican el deporte antes de los 12 años.

Los investigadores concluyeron que los niños que comiencen a jugar futbol americano antes de esa edad en la posición de tackle podrían experimentar síntomas asociados con la encefalopatía traumática crónica (CTE, por su sigla en inglés) 2.5 años antes de cumplir los 13 años de edad.

El estudio fue publicado el pasado lunes en la revista Annals of Neurology y fue realizado por investigadores de la Boston University School of Medicine y VA Boston Healthcare System.

El estudio incluyó a 246 jugadores de futbol americano fallecidos que habían donado sus cerebros al banco administrado por la Universidad de Boston y la Fundación Concussion Legacy. De ese grupo, 211 fueron diagnosticados con la CTE.

Si bien es cierto que la investigación no encontró una conexión “estadísticamente significativa” entre la edad de la primera exposición al juego con la gravedad del CTE, el estudio dice que “la exposición de los jóvenes al futbol americano puede reducir la resiliencia a la neuropatología tardía”.

Los investigadores advirtieron que los resultados podrían no ser representativos para la población distinta a la de jugadores de futbol americano.

Los resultados del estudio no se vieron afectados por el nivel de juego e incluyeron a aquellos que habían jugado al futbol americano en la escuela secundaria, la universidad y profesionalmente.

“La exposición de los jóvenes a impactos repetitivos en el futbol americano puede reducir la resistencia a las enfermedades cerebrales que sufran en el futuro, incluido, entre otros, el CTE”, dijo en un comunicado McKee, director del Centro CTE de la Universidad de Boston.

“Tiene sentido común que los niños, cuyos cerebros se desarrollan rápidamente, no deberían golpear sus cabezas cientos de veces por temporada”, comentó.

La investigación sobre lesiones cerebrales traumáticas relacionadas con los deportes es un campo floreciente, particularmente entre los atletas juveniles.

Varios estudios recientes han sugerido que los impactos cerebrales antes de los 12 años pueden ser más dañinos que los sufridos por los atletas que lo practican más tarde, aunque algunas investigaciones no han encontrado que la edad de la primera exposición sea necesariamente un factor que contribuya al funcionamiento cognitivo más adelante en la vida.

 

 

articulos

Y llegaron los noventas

Como un preludio alusivo del fin de milenio, llegaba la ultima década del siglo XX con unos años noventas que verían el cambio total que sufrió nuestro país y nuestro fútbol americano.