Dom06242018

Last update05:50:36

A la caza de la historia

  • PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

En la segunda edición del juego por el Campeonato Nacional de la NCAA en el formato de Playoffs, se enfrentarán los dos mejores equipos de la clasificación los Tigres de Clemson #1 y la Marea Carmesí de Alabama #2; cada uno venció de manera convincente a su rival en los juegos de semifinales; los felinos derrotaron 37-17 a los Sooners de Oklahoma y Alabama aplastó 38-0 a los Espartanos de Michigan State.

Con esa demostración de poder y ejecución se enfrentarán en el emparrillado con dos historias muy distintas; la Marea Carmesí regresa a un juego por el campeonato nacional después de dos años de ausencia, intentarán conseguir su cuarto título colegial en un lapso de siete años; el único equipo que lo ha conseguido fue el de los Irlandeses Peleadores de Notre Dame de 1943 a 1949 al mando del Coach Frank Leahy, lograron esa hazaña.

118 años han transcurrido desde que los Quakers de la Universidad de Pennsylvania consiguieran el campeonato nacional con una marca de 15-0; los pupilos del Coach Dabo Swinney intentarán emular esa marca, el último paso en su carrera es derrotar a la Marea Carmesí para lograrlo; de conseguirlo podrán codearse para siempre en la historia de la NCAA con ese legendario conjunto.

¿Y por qué ellos no?.

34 años han pasado desde que el Coach Danny Ford lograra ganar el único campeonato para la Universidad de Clemson; en esa ocasión al igual que este juego, la etiqueta de no favoritos fue asignada; la historia fue completamente distinta; en esa ocasión vencieron 22-15 a uno de los programas más fuertes de la NCAA, los Cornhuskers de Nebraska del legendario Coach Tom Osborne.

Una vez más los felinos del Coach Dabo Swinney, saltarán al terreno de juego con la misión de demostrarle a los críticos que pueden competir y derrotar a los mejores equipos de la NCA; desde su llegada al equipo en el año del 2002 como asistente de receptores y coordinador de reclutamiento comenzó a desarrollar su labor al atraer a los mejores jugadores de preparatoria para poder contender algún día por un título y ese día ha llegado.

Sangre de Alabama, corre por las venas del Coach Dabo Swinney.

Miembro del equipo campeón de 1992 de la Marea Carmesí como receptor, el estratega conoce a fondo lo que implica llegar a un juego de esa naturaleza como no favorito; en una de las mayores sorpresas de un desafío por la corona universitaria, derrotaron 34-13 a los Huracanes de Miami y al ganador del Trofeo Heisman, el Quarterback Gino Torreta. Esa mentalidad ha caracterizado a su equipo durante toda la temporada y tendrá la oportunidad de hacerlo ante su Alma Mater y contra el programa más exitoso de la última década.

Una meta muy difícil de conseguir.

El Coach Dabo Swinney intentará sumarse al selecto grupo de entrenadores que lograron conseguir el campeonato como jugadores y estrategas; sólo cuatro personajes han conseguido esa distinción, El Coach “Oso” Bryant lo consiguió con el mismo equipo, en 1934 como jugador y en 1961, 1964, 1965, 1973, 1978 y 1979 sus múltiples campeonatos con Alabama; Bud Wilkinson con la Universidad de Minnesota en 1936 y con los Sooners de Oklahama en 1950, 1955 y 1956; Frank Leahy con la Universidad de Notre Dame 1929 y 1930, 1943, 1946, 1948 y 1949; Jimmy Johnson Arkansas 1964, Miami 1987.

La Marea Carmesí, el ejemplo a seguir.

La labor del Coach Nick Saban al frente del conjunto de Alabama se traduce simplemente en éxito, cada año recluta a los mejores jugadores del país para ser contendientes por el campeonato nacional; su equipo de asistentes es “tentado” al final de la campaña para dirigir otro equipo incluso de la misma Conferencia SEC; de alguna forma el mentor se ha acostumbrado a ese proceso y continúa en ese camino de triunfos.

Con cuatro campeonatos nacionales conseguidos, el Coach Nick Saban intenta acercarse a lo logrado por el histórico Coach Paul “Oso” Bryant, quien consiguió seis campeonatos nacionales con la Marea Carmesí, pero ninguno de sus equipos de la Marea Carmesí contó jamás con algún ganador del Trofeo Heisman. En ese rubro lo ha superado con dos ganadores; los corredores Mark Ingram Jr. en el 2009 y ahora Derrick Henry son orgullosos portadores de esa distinción

Alabama regresa al juego de campeonato después de dos años de ausencia, en una situación muy similar a la que vivieron cuando derrotaron 42-14 al también equipo invicto de Notre Dame y clasificado número uno de la NCAA; con tan sólo una derrota en su marca, son los amplios favoritos para levantar el trofeo una vez más.

La serie entre ambos conjuntos se inclina a favor de la Marea Carmesí con marca de 12-3; el último enfrentamiento se dio al comienzo de la temporada del 2008, cuando Alabama derrotó 34-10 a Clemson.

Amables aficionados sus comentarios serán bien recibidos, me pueden contactar en 
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla  y @enlazonadetd

 

 

articulos

Y llegaron los noventas

Como un preludio alusivo del fin de milenio, llegaba la ultima década del siglo XX con unos años noventas que verían el cambio total que sufrió nuestro país y nuestro fútbol americano.