Mié10272021

Last update11:11:07

Futbol americano estudiantil de México ´por los suelos´

  • PDF
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 

balon10Divisionismo, intereses de por medio, falta de presupuesto para la temporada, entre otros factores, son los aspectos que tambalean los diversos programas deportivos de la Onefa en el país.

El Horizonte - El futbol americano estudiantil de México no pasa por buen momento; divisionismo, coaches que quieren imponer sus intereses, pero sobre todo, la falta de un presupuesto sólido para enfrentar una temporada, son los factores que pone en riesgo la existencia de diversos programas deportivos por todo el país.

Desde hace unos años, instituciones que llegaron a tener programas de futbol americano han tenido que abandonar la idea por los altos costos que representa el tener un equipo y cumplir con sus viajes a lo largo y ancho del país.

Equipos como Leones de la Universidad Metropolitana de Monterrey, Jaguares de la Universidad Rregiomontana, Burros Pardos del Tecnológico de Saltillo, Borregos Chihuahua, Tec Laguna, entre otros, dejaron de existir por tal motivo. El problema es que algunos otros, sobre todo del sur y norte del país, siguen sobreviviendo por puro milagro, ya que sus autoridades han reducido sus presupuestos para el futbol americano.

El año pasado, los Leones de Anáhuac Sur, en Cancún, tuvieron que recurrir a una serie de políticos para sacar el equipo, ya que sus autoridades les hicieron ver que no había recursos como para competir a nivel nacional. Lo mismo sucede en la Universidad Autónoma de Tamaulipas Campus Reynosa, en donde para este año el presupuesto será de un $1 millón y medio de pesos, lo que sin duda no es suficiente para viajar y cumplir como debe ser en un torneo de Liga Mayor.

Esta problemática no es exclusivo de estos dos conjuntos, según comentarios del propio entrenador de los Lobos de la Universidad Autónoma de Coahuila, Francisco Cárdenas, su equipo de Intermedia dejó la Onefa -en donde llegó a ser Bicampeón-, por falta de presupuesto, el cual fue reducido para este 2015.

Por el mismo tenor están instituciones como Frailes de la Universidad del Tepeyac, equipo que cuenta con un presupuesto reducido, al igual que Correcaminos Victoria, Halcones de la Universidad Veracruzana e incluso hasta equipos de larga trayectoria como Águilas Blancas, Burros Blancos y Toros de Chapingo, escuadras que viajan con un número aminorado de jugadores y por tierra, ya que no hay recursos para hacerlo de otra manera y mucho menos hospedarse, por lo que llegan el mismo día del partido y se van una vez concluido el encuentro.

Todo esto sin mencionar esos equipos que tuvieron una vida efímera en la Onefa, como los Colibríes de la Universidad del Pedregal, Linces de la Universidad Valle de México San Luis Potosí o sus hermanos de Guadalajara.

El panorama luce negro para la Onefa y el único camino pudiera ser regionalizar la Liga para reducir los gastos, de lo contrario, instituciones con recursos económicos limitados optarán por competir en torneos regionales y olvidarse por el momento de esta organización.

Habrá que recordar que a los viajes también hay que añadir las becas de los jugadores, el pago de sus entrenadores, utilería, comidas en muchos de los casos, uniformes y otros aspectos más que hacen casi imposible el continuar practicando esta disciplina que para muchas universidades es el deporte estudiantil por excelencia.

O cambia la Onefa o pudiera terminar por ser una Liga del centro del país con dos o tres equipos de otras regiones del país.