Sáb10202018

Last update12:08:22

El sentimiento de ganar, nunca envejece

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Una histórica sorpresa.

Contra todo pronóstico y ante el asombro de sus rivales y la algarabía de sus seguidores los Buckeyes de Ohio State se coronaron Campeones Nacionales por octava ocasión, en esta ocasión al derrotar por 42-20 a los favoritos Patos de la Universidad de Oregon.

Con la obtención del campeonato nacional, justificaron su elección como el cuarto mejor equipo de la NCAA para participar en el nuevo formato de playoffs del futbol americano universitario.

El inicio del encuentro fue trepidante para la parvada de Oregon, quienes tomaron una ventaja inicial de 7-0, el equipo de los Buckeys inició su segunda ofensiva dentro de su yarda tres para recorrer 97 yardas y empatar el marcador 7-7, en la tercera ofensiva de los Patos se presentó una jugada que fue clave para el desarrollo del encuentro, en tercera oportunidad y 12 por avanzar en su yarda 28, Marcus Mariota lanza un pase que el receptor Dwayne Stanford inexplicablemente suelta el ovoide cuando no tenia un defensivo cerca de él.

La ofensiva de Ohio State se convirtió en una una máquina de avanzar yardas, su corredor Ezekiel Elliot finalizó el encuentro con una marca de 246 yardas y cuatro anotaciones; fue sin duda el jugador que desequilibró y cargó con el peso del equipo durante todo el partido. La línea ofensiva se encargo de ejecutar las jugadas de corrida para abrirle los huecos que supo explotar durante toda la noche y en todos los contactos finalizaba de frente; una grata revelación resulto este equipo que de la noche a la mañana se convirtió en la sorpresa.

El hijo prodigo del Estado de Ohio.

Para el Coach Urban Meyer, este triunfo le da su tercer campeonato nacional, ganó dos con los Lagartos de Florida en su estancia como estratega. De paso confirma su condición de gran reclutador de talento y además reivindica a la Conferencia Big Ten, la cual había sido menospreciada en los últimos años. Los Buckeyes vuelven a ganar un campeonato después de 12 años y dos subcampeonatos.

Un golpe de ánimo para la conferencia BIG TEN.

 

 

La decisión tomada el día siete de diciembre al elegir al equipo de Ohio State, en lugar de TCU, quedó más que justificada con su campeonato nacional al derrotar en fila a los equipos número uno y dos de la clasificación por marcardor de 42 puntos en sus victorias.

Los triunfos de Wisconsin 34-31 en el Tazón Outback ante Auburn y Michigan State 42-41 en su juego ante Baylor fortalece en gran medida a la Conferencia BIG TEN.

La llegada del Coach Jim Harbough a su alma mater Michigan, ha generado una gran expectativa con los Wolwerines, de los cuales se espera sean un nuevo contendiente en el futuro cercano.

El formato de cuatro equipos para participar en los playoffs dejó fuera a dos equipos, uno de ellos los Horned Froggs de TCU, dejaron abierta esa posibilidad de verlos jugar ante los mejores, pero como todo sistema, puede ser perfeccionado.

 

 

El récord de Archie Griffin y un marca que luce imposible de empatar.

Cada año al designar al mejor jugador colegial de la NCAA, el recuerdo de los dos trofeos consecutivos obtenidos por el legendario corredor de Ohio State se presenta con la esperanza de que el ganador en turno pueda emular ese récord al regresar la próxima campaña.

En esta ocasión los últimos dos ganadores Marcus Mariota y Jameis Winston decidieron declararse elegibles para el próximo draft de la NFL y dejan abierta esa oportunidad para alguien más.

Amables aficionados sus comentarios serán bien recibidos, me pueden contactar en Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla Y https://twitter.com/enlazonadetd

 

 

 

articulos

Y llegaron los noventas

Como un preludio alusivo del fin de milenio, llegaba la ultima década del siglo XX con unos años noventas que verían el cambio total que sufrió nuestro país y nuestro fútbol americano.