Vie12142018

Last update01:29:25

Sin la familia, no habría éxitos, éste es su trofeo

  • PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

Este reconocimiento pertenece a mis compañeros.

La octogésima entrega del Trofeo Heisman, se llevo a cabo de una manera emotiva por el ahora ganador, el pasador de la Universidad de Oregon, Marcus Mariota; quien con este reconocimiento a una brillante campaña, en la cual lanzó para 3 373 yardas, 38 touchdowns y 2 pases interceptados, además de correr para 669 yardas y 14 anotaciones.

Sus números en la votación fueron apabullantes, consiguió 2 534 votos, el segundo lugar, Melvin Gordon corredor de los Badgers de Wisconsin, obtuvo 1250 y el tercer sitio, Amari Cooper consiguió 1023 boletas. Marcus Mariota recopiló el segundo porcentaje más alto de puntos con (90.92), sólo debajo de los (91.63) de Troy Smith, pasador de Ohio State en el 2006.

El discurso de agradecimiento quedará en la memoria de muchas personas, la sencillez y honestidad de sus palabras, al agradecer a toda la gente que ha participado en la formación así como sus compañeros, de los cuales pese a ser el premio individual más prestigiado del deporte colegial, no sería posible como él lo mencionó, sin el esfuerzo y trabajo duro para conseguir algo más que un triunfo.

El momento más emotivo de la entrega y el más difícil de pronunciar fue al momento de agradecer el apoyo recibido por sus padres; "Gracias por sacrificarse y brindarnos a Matt y a mi cada oportunidad que pudimos tener; las palabras no pueden expresar lo mucho que significan ustedes para mi, estoy verdaderamente agradecido por tenerlos en mi vida".

Tal vez desde la entrega del Trofeo Heisman en 1973 a John Cappeletti, el único ganador hasta el momento de la Universidad de Penn State, no se habían pronunciado palabras tan profundas y llenas de gratitud a sus compañeros, coaches y familia.

Además de la estatuilla de bronce, el quarterback obtuvo el premio Maxwell, al jugador más sobresaliente; el jugador del año Walter Camp; Davey O'brien al mejor quarterback; Johnny Unitas Golden Arm.

Comienzan los tazones colegiales.

A partir de este sábado se jugarán los 39 duelos dentro de lo que se conoce como "Bowl mania", para muchos equipos esta encuentro es la culminación de un arduo trabajo y el premio a esa dedicación que culmina con defender los colores de tu escuela enfrentando a un rival que buscará vencer y levantar el trofeo que adornará la vitrina de la Universidad.

Amables aficionados sus comentarios serán bien recibidos, me pueden contactar en Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla Y https://twitter.com/enlazonadetd

 

 

articulos

Y llegaron los noventas

Como un preludio alusivo del fin de milenio, llegaba la ultima década del siglo XX con unos años noventas que verían el cambio total que sufrió nuestro país y nuestro fútbol americano.