Mié06202018

Last update05:35:36

Crónica del Tazón América II en Chiapas

  • PDF
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 

Un evento sin precedentes el Tazón América desarrollado en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; el pasado sábado 13 de diciembre en el estadio Victor Manuel Reyna, casa del equipo de futbol soccer Jaguares de la primera división profesional, entre la selección de México y un equipo norteamericano que conjuntó estelares de división III, II y apoyo de muchachos que han jugado en equipos de México. Arrojando un resultado favorable para los tricolores que dirigió el coach Raúl Rivera (UNAM) por 31 puntos a cero.

La organización

La organización de este evento internacional corrió a cargo de un comité que encabezó el chiapaneco Rafael Vicente Yaninni Mejenes y que apoyado por su esposa y un grupo de colaboradores hubieron de multiplicarse para sacar adelante este evento que tuvo un positivo e importante impacto en la capital de Chiapas.

Los equipos, staff, árbitros e invitados de diversas partes de la república estuvieron alojados en el Hotel Hilton Garden, donde por cierto también se alojó el cantante Julion Alvarez y su staff.  Las prácticas se desarrollaron en un campo alterno y cercano al estadio Victor Manuel Reyna.  También se realizaron recorridos turísticos para los deportistas como fue la visita al Cañón del Sumidero.

Durante la semana, la publicidad hizo su efecto en la población. Los anuncios en los vehículos del transporte público, los spots en la radio, los programas deportivos ya hablaban del evento. Los jugadores de futbol americano de la ciudad donde existen varios de ellos se comunicaban entre sí y con las autoridades de la Asociación Chiapaneca para saber dónde conseguirían los boletos.

El sábado por la mañana se realizó la conferencia para periodistas denominada: “Papel del periodista en el desarrollo del futbol americano en ciudades de población media” y se obsequiaron algunos libros para reporteros de la fuente del football que se dieron cita.

Un día antes quedó listo todo lo relacionado con el sonido en el estadio y con la transmisión vía internet y a través de la televisora estatal. Con la recomendación exhaustiva, para quienes manejaríamos micrófono. por parte de los locales: “Y por favor no digan ‘Chapas’ es Chiiiiapas” hacían énfasis en la “i”. “La gente de este lugar se molesta mucho si se pronuncia mal”

Los equipos

El equipo representativo de los Estados Unidos fue traído a Chiapas por el mexicano promotor deportivo Alejandro Cotilla y dirigido por el coach Anthony Mangini.  En tanto el selectivo nacional compuesto por 61 jugadores la mayoría en su cuarto o quinto año de elegibilidad en sus respectivos equipos universitarios, así como elementos provenientes de conjuntos de las categorías másters o metafutbol constituyeron un auténtico trabuco que deberán estar manteniendo algunos partidos  previo al torneo mundial que se efectuará en 2015.

Protocolo y juego

El partido hay que destacar se llevó a cabo  en un escenario dignísimo, la cancha del Victor Manuel Reyna es pasto natural y extremadamente cuidado, la entrada al estadio en un 80% para ser una plaza que es futbolera y por vez primera tienen un evento de esta naturaleza respondió de manera excelente. Fue una buena entrada con un público de primera que no profirió groserías y que por el contrario, cantaron desde el “Cielito Lindo”, pasando por la genial “Ola” y a coro enchinaba la piel el “¡Mé-xi-co, Mé-xi-co!”

Faltando 10 minutos para iniciar el juego se efectúo la ceremonia de los himnos nacionales con los equipos presentes, árbitros del Colegio de oficiales del Valle de México (COVAM) que dirige Marco Antonio Jimeno Solís. Las autoridades que encabezó el Lic. Arturo Panagos, secretario de la juventud, recreación y deporte en representación del gobernador Manuel Velazco; también estaba el CP Jorge Orobio, presidente de la Federación Mexicana de Futbol Americano; Vicente Yanini Mejenes, presidente del Comité Organizador del Tazón América; Alejandro Cotilla y los head coaches Rivera de México y Mangini de Norteamérica.

El himno nacional mexicano fue entonado por la artista local Astrid Pérez. Para que enseguida el licenciado Panagos diera el kickoff simbólico sosteniendo el ovoide el representante de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas y jugador del las Águilas Blancas del IPN Juan Antonio “Jhonny” Escobar (91) a quien aclamaron sus paisanos desde las tribunas.

Arrancó el juego y fue Luis Moreno (37) el exborrego del ITESM el que se subió a la motocicleta y por poco le da la primera anotación a la selección nacional.  Las primeras ofensivas las dirigió el QB Roberto “Monstruo” Vega (12) dejando ver su potente brazo.  La línea ofensiva estaba apuntalada por jugadores de la talla de Ramiro Pruneda (74), Héctor Arenas (70), Mauricio Romero (73), Julio Nava (58).  La velocidad la aportaron jugadores como Alexis Magallanes (28), Samuel Wong (7) y Diego Viamontes (82), y las yardas que se consiguen a riñón el poderoso Juan Carlos Najera (44). Las recepciones estuvieron a cargo del de Chihuahua Joseph Olguín (16) y Luis Aguilar (85).

Después de ajustes en el primer cuarto los mexicanos lograron dominar la trinchera y a base de excelentes corridas y pases laterales fue finalmente Magallanes (28) el que hizo explotar el júbilo en las tribunas al ingresar a la zona de las diagonales, el punto extra de otro regiomontano: Carlos Maltos (19) eleva a 7-0.  En el segundo cuarto es Joseph Olguín (16) el que captura un pase dentro del end zone y eleva a 14-0 con el extra de Maltos.

Por los norteamericano el Mariscal de campo Daniel Pitts (15) intentaba una y otra vez con pases a Mario Castelán (6), o las carreras de Charlie Davidson (1), Brandon Johnson (3) y Justin Gravely (13) pero poco o nada resultaba. La defensiva de los mexicas estaba impasable. Daniel Carrete (52) bateaba los pases de Pitts y apoyaba en tackleadas a gente como Karim Chaul (94), Everardo Velázquez (92), Eder Onesto (42).

El perímetro defensivo estuvo bien resguardado con las impecables coberturas de Roberto “Gato” Silva (13), Sergio Cantú (24), Gerónimo Arzate (30), Roberto Escamilla (20) y Julio Sánchez (9) entre otros.

Para la segunda mitad los norteamericanos tuvieron dos opciones de conseguir puntos mediante intentos de gol de campo, pero la presión del público y la defensiva de México evitaron que se consiguiera romper la rosca.  Y por el contrario los nacionales apoyados en todo momento volvieron al ataque y ahora bajo la dirección de Raúl Mateos (18) en los controles anotaron en dos ocasiones más, uno a través de su propia persona y otro más por Juan Carlos Nájera (44) quien dio un gran partido.  Los extras y un gol de campo de 34 yardas totales de Carlos Maltos (19) sumaron el total de 31 puntos a cero.

Al finalizar el encuentro los equipos se dieron un fraternal abrazo, las fotografías con los aficionados proliferaron y el ambiente de fiesta se dejó sentir en el escenario. Llegó la premiación y las autoridades otorgaron el trofeo de MVP de la escuadra norteamericana al QB Pitts (15) y para los mexicanos tal distinción correspondió a Olguín (16).  El trofeo del Tazón correspondió a la selección de México y lo recibió el coach Rivera.

La ciudad de Tuxtla

Bella ciudad, poseedora de una población amigable y hospitalaria celebraba en la semana que se vivió de ambiente deportivo, el día de la guadalupana. Y con un acrecentado ánimo religioso las calles del centro así como el santuario de la Virgen de Guadalupe estuvieron atestados de feligreses y personas que disfrutaron de los antojitos, la música y la fiesta de la morenita mexicana.

La plaza de la marimba, ahí donde en el kiosco se reúnen a tocar las marimbas de la localidad y la gente alrededor se organizan para bailar los sones que producen dichas marimbas son parte también de la cultura animosa de la gente del suroeste mexicano.

La gastronomía variada y exquisita basada en el lechón, la carraca, el cochito, costillitas y hasta las tlayudas se saborean en los restaurantes o centros botaneros, se convierten en verdaderos manjares regionales y locales que se degustan entre la plática rápida, cantadita en buen son de los pobladores y si se escuchan todavía lenguas autóctonas éstas son una delicia para el oído pues tiene un sonido y ritmo que encanta.

 

Y qué decir de la gente que mantiene su pureza étnica y que nos remiten al pasado histórico e indígena, auténticos y verdaderos dueños de estas tierras hoy mestizas y que ojalá nunca desaparezcan. ¡Excelente decisión de llevar este evento a esos mágicos lugares!

 

articulos

Y llegaron los noventas

Como un preludio alusivo del fin de milenio, llegaba la ultima década del siglo XX con unos años noventas que verían el cambio total que sufrió nuestro país y nuestro fútbol americano.