Mié12192018

Last update10:25:27

Terminó la época más bonita en nuestro FBA, se va su majestad: la infantil

  • PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

¡Que, tal mis queridos amigos y amigas! ¿Cómo están? En lo personal de pláceme por volver a charlar con ustedes y reanudar nuestra comunicación, porque nostálgicamente se nos va la época más bonita de nuestro fútbol americano: la temporada de infantil. La mayoría de ligas ya terminaron, como CONA AC, FADEMAC, la alianza AEFA-COFACEM-LINFA-OFAMO, LFA G7 MFL, OFASE y ONEFA; al igual que otras agrupaciones en el norte y centro del país; otras a punto de hacerlo en el caso de OFACEMAC y solo la AYF está en plena temporada.

¡Caray! Como pasa el tiempo, la última charla que tuvimos fue cuando comenzaban las infantiles. Estas ya terminaron y prácticamente estamos a unas semanas que empiece la temporada de Mayor. Algunas ligas ya están en los preparativos de su Juvenil Otoñal y "AA" como la CEFAN, CONA AC, CUC, LFA G-7, Interna de la UANL, Intramuros IPN, FADEMAC, LINFA, OFAMO, OFASE, ONEFA, etc, ETC.

Después de haber transcurrido cerca de cinco meses de intensa preparación, más dos meses de temporada y finales, se fueron las infantiles y desapareció esa magia y glamour que tuvo el verano durante los fines de semana en donde los campos de juego se pusieron sus mejores galas de hermosos colores y vestimentas, donde la integración familiar dentro del fútbol americano, es un ejemplo para muchos deportes.

Hace algunas semanas, apareció un interesante artículo en el portal de internet de www.primeroygol.com a mayor precisión en la columna 'YARDA CERO' de mi buen amigo, el prestigiado y galardonado periodista Pedro Flores, titulada 'Las Infantiles deben desaparecer: R Méndez', donde les transcribo sus partes medulares:

"Hace aproximadamente 24 años, el que esto escribe entrevistó al legendario coach universitario Roberto "Tapatío" Méndez y dentro del contexto de la charla, se tocó el tema de las categorías infantiles, y él se pronunció por la desaparición de éstas, la razón que esgrimió fue contundente: "no hay coaches capacitados para encauzar atinadamente a los niños en el amor por el deporte de las tacleadas"…A casi cinco lustros de dicha declaración el problema sigue siendo el mismo, no hay coaches capacitados para los niños…Los que hemos vivido de cerca esta categoría, hemos observado como muchos, la gran mayoría de los que enseñan a los niños en infantiles, son jugadores de juvenil o de intermedia, que están en proceso de aprendizaje y cuyos conocimientos a los 16 o 17 años no son suficientes para encaminar a los infantes como debe de ser…Y eso se refleja en el campo, los niños cuando tratan de taclear a un rival utilizan mucho las llamadas tacleadas "pescueceras", lo que denota una falta de fundamentos total y esos chicos crecen con esas deficiencias entre otras y si en su momento les dan la oportunidad de couchear a las nuevas generaciones pues lo hacen trasmitiendo los mismos errores…Pues bien, esa opinión se externó en el siglo XX ahora ya estamos en una nueva era y consideramos que sería oportuno que instituciones como la Federación Mexicana de Fútbol Americano apoyada por instancias de la UNAM, el IPN y el mismo gobierno federal podrían realizar clínicas para coaches de infantiles, en donde esta acción se podría hacer incluso por categorías y así tendríamos coaches especialistas en los diferentes niveles de evolución, de esta forma se les podrían enseñar desde fundamentos, sicología infantil, fundamentos de nutrición entre otras materias y país podría empezar una nueva era con generaciones de coaches especializados y no improvisados, con muy buena voluntad pero que no tienen la capacitación para entrenar a los niños y que esto puede redundar en lesiones innecesarias y disminuiría el trato agresivo y no formativo que tienen muchos de estos personajes hacia los niños que por la edad creen que esas conductas y ese lenguaje es el adecuado para ser coach…."
¿Qué opinan? Bueno. Desde mi punto de vista mucho de lo externado por el 'Tapa' sigue prevaleciendo, pero poco a poco encontramos ya a coaches capacitados para estas categorías, pero no los suficientes como debería de ser, pero en algo se ha avanzado. Es ahí como propone Pedro, en que la FMFA con apoyo de las ligas de infantiles e instituciones educativas públicas y privadas, organicen clínicas de coacheo y de otras ramas inherentes a la niñez en forma conjunta y esto indudablemente será de enorme beneficio para los jugadores de estas categorías. Conozco a muchos coaches con amplia experiencia en estas categorías, que estarían dispuestos a colaborar en la capacitación de las nuevas generaciones de coaches y médicos especialistas en medicina deportiva, nutriólogos, etc, etc, listos a colaborar. Ojalá pronto mi buen amigo Jorge Orobio (FMFA) levante la mano, así como los presidentes de ligas.
De lo que no comparto la opinión expresada por el legendario coach puma, es en que desaparezcan. ¿Qué sería de nuestro fútbol americano actual, sin la existencia de las categorías infantiles? Actualmente un 99.9 por ciento de los jugadores que participan en categoría Mayor, jugaron infantiles y bien o mal aprendieron los fundamentos básicos de este deporte. Fíense, cuando yo jugué lo hice por primera vez a la edad de 18 años en la década de los 60's, sin ningún fundamento previo y fueron muy traumáticas esas semanas de entrenamiento con los Canarios de Prepa 9, aguante la primera semana y de ahí pal real; de haber jugado infantiles otro gallo me hubiera cantado. Por ello, ahora llegan mejores preparados, pero eso no quita el dedo en la llaga, que en muchos casos arrastran vicios e impreparación física y mental; claro la cuestión educativa, moral y familiar, influye bastante; pero gran parte es lo que aprenden de sus coaches y si estos no fueron los adecuados y preparados, en categorías superiores, prácticamente vuelven a empezar de cero.
Sin duda, un tema muy interesante ¿no lo creen?
Pues bien, nuestro fútbol americano no descansa y ya tenemos encima una temporada más de la doble liga mayor al tener equipos en dos ligas. ONEFA y PREMIER. Todos los que somos verdaderos aficionados y amantes de este deporte-deseamos un entendimiento entre ambas y no solo buenas intenciones de dientes hacia adentro; se han lanzado retos sin pláticas previas y año tras año desde la separación, solo se ha avanzado en juegos de scrimmages. Pero…algunos no piensan igual sobre todo personas de 'pantalón largo' y buscan que esta separación siga, importando más sus intereses particulares o de grupo, que ver el beneficio colectivo. TODO mundo sabe que las reglas del juego son otras y cada liga ha manifestado su postura y ojala nuevamente se sienten a platicar, pero en serio y no seguir con la dura realidad en el 2014.

Sobre este tema, hace algunos días encontré este interesante comentario que hace un aficionado en el portal de www.receptor.com:
"A medias en el fútbol americano nacional. El viernes pasado, por la noche, se enfrentaron en tierras norteñas los subcampeones de las principales ligas y conferencias del país. Al día siguiente, se dieron cita en el yardaje los campeones de ambas ligas, pero de conferencias dispares: el campeón de la conferencia fuerte de una Aztecas UDLAP) contra el campeón de la conferencia en crecimiento de la otra (Pumas Acatlán).
Podría argumentarse que se trató de dos partidos de pretemporada, sin mayor propósito que el cumplimiento de una escala importante en la preparación rumbo a la temporada regular. Lo cual resulta cierto, sin duda alguna, sólo que en el contexto anticlimático del fútbol nacional, esto oculta una evidente parcialidad.
En el primer caso, porque la disputa deportiva no sólo entraña un orgullo regional, por demás evidente, sino porque derivado del estatuto de subcampeones de ambos equipos, resultan inevitables las especulaciones relativas a los parámetros de competencia entre ambas ligas. En el caso del segundo encuentro, lo único que se puede asegurar es que para el equipo de la conferencia fuerte los beneficios se acotan casi a salir de casa por primera ocasión en el año, a probar jugadas y jugadores, sin que exista otro tipo de incentivo extradeportivo como en el primer juego. Por supuesto, para el campeón de la conferencia en crecimiento el beneficio puede constituir un nicho de aprendizaje excepcional, que puede resultar utilísimo a las proyecciones de mediano y largo plazo, siempre y cuando la interpretación del diagnóstico sea atendida con elementos adecuados e indispensables para el crecimiento. Desde luego, subyace la preocupación acerca de si este tipo de encuentros tan desnivelados se realizan sopesando el riesgo de pagar un precio impagable, como la indeseable pérdida de jugadores valiosos.
Para efectos del imaginario deportivo que a nivel de gradas suele desbordarse de forma recurrente con estas exhibiciones prematuras, debería quedar claro que ni siquiera tomando en cuenta otros encuentros interligas, puede afirmarse de manera categórica la supremacía de una liga sobre la otra. Puede confirmarse, eso sí, la superioridad regional del representativo de la institución de educación superior privada del estado de Nuevo León, sobre el equipo de la universidad pública local. Esto, por ahora, se viene confirmando casi cada año.
So riesgo de aventurar un desplante de fantasía, esto no puede afirmarse en el caso del predominio de una liga con relación a otra. El pasado confiere records, triunfos y reconocimientos indudables, el presente exige demostraciones de vigencia. Esto no sucede en la actualidad, ni en años recientes, al menos desde que existen dos ligas.
Con los elementos insuficientes del presente no se pueden afirmar los delirios de la pasión. Esto último queda claro para el caso de los equipos regios, no en los demás, ni en sus campos específicos de acción. Hay que insistir en una realidad, con excepción de contados equipos de ambas ligas, hasta ahora la gran mayoría pervive entre temporadas de mejoría y otras de desmejoramiento, la consistencia ha sido demostrada sólo por cuatro representativos de las conferencias fuertes, repito, hasta ahora.
Si se trata de conocer al mejor equipo del país en la actualidad, el fútbol americano necesita ineludiblemente la contienda definitiva y, cabe subrayar, cada año. El partido entre regios representó un duelo entre apasionados vecinos, ya no tanto entre subcampeones ¿o son los mismos equipos los que obtuvieron los subcampeonatos el año pasado a las versiones 2014? Por supuesto que la integración no es la misma. Si fuese el caso, para conocer al mejor subcampeón del país tendría que haberse realizado un duelo a fin de la temporada, antes que la integración de las escuadras subcampeonas se desfiguraran por requisitos de reglamento.
No hay de otra. Y, aquí devuelta a lugar común donde sí puede haber consenso. O, el fútbol americano nacional convoca a una disputa de fin de temporada entre representativos finalistas de ambas ligas, o, tenemos campeones y subcampeones por liga ("nacionales", en plural), o, permanecemos anhelando la unificación de este deporte.
Cada vez que se retoma el tema, no puede sustraerse uno a la duda. ¿En verdad los intereses que prevalecen como materia de discordia son tan grandes e inamovibles como impedir la generación de un gran acuerdo fundamental para unificar este deporte? Difícil entender diferencias sustanciales cuando en los encuentros interligas hasta ahora realizados, nadie ha levantado la voz, al menos públicamente, quejándose por el tema de la disputa que impide la unificación. Inclusive, hace poco a punto estuvo de llevarse a cabo un encuentro amistoso entre los Pumas y los Borregos Salvajes, donde las diferencias no determinaron el acuerdo para posible realización del evento. Todos sabemos las razones que impidieron la realización del encuentro en la fecha acordada.
En calidad de espectadores, convendría hacer un llamado unificado a entrenadores, periodistas, exjugadores y directivos que estén de acuerdo en el objetivo de la unificación, a mediar entre las partes hasta ahora irreconciliables que impiden el objetivo del espectáculo unificado. O, por lo menos, a dar pasos firmes para acordar la realización de encuentros oficiales entre ambas ligas. Esto, porque parece estar cansado de permanecer como espectadores que debamos conformarnos con disfrutar temporadas a medias, entre cada quien con su cada cual.

Totalmente de acuerdo ¿y ustedes?

Están culminando los encuentros de pretemporada, los denominados en la nomenclatura gabacha como 'scrimmages', que nos dan una idea de cómo vienen cada uno de los equipos, cuyos resultados hay que valorarlos con mucho cuidado y no caer en visiones extremas. Estos son juegos de preparación. Su real valoración no lo podremos saber hasta entrar en la temporada pero definitivamente estos juegos sirven para corregir y mejorar todos los errores de ejecución que se observaron, así como la repetición e identificación de formaciones para que exista una mejor comunicación entre los jugadores y que se comprenda mejor cada sistema o patrón de jugadas. Además sirvieron para observar a los novatos y ajustar los rosters al número permitido de jugadores. En todos los campos de entrenamiento, se respira mucha confianza y los coaches afirman que esta será su temporada. Como dirían, ver para creer.

Otro aspecto previo son los famosos 'Día de Prensa' que muchos equipos realizan para que los medios de comunicación conozcan a los equipos y escuchen por viva voz de las autoridades, coaches y jugadores, diversos aspectos sobre la temporada y su posible desempeño. En lo personal asisto a la mayoría de ellos y este año como en otras ocasiones, desafortunadamente hubo traslape en varios de ellos, que seguro dividirán la asistencia de los medios. Cada liga fijó sus días de prensa y repito, algunos se encimaron, lástima.

El menú a la carta sobre todo desde la segunda semana de septiembre cuando ya estén en plena temporada ambas ligas, pues primero inicia la Premier y luego la ONEFA nos pondrá en un dilema en decidir a que, juegos asistir, sobre todo los viernes y sábados, pero ahora con las transmisiones vía INTERNET hay una buen menú a escoger. Al igual que, en una jornada hay varios juegos en el mismo horario y que año con año, solo piensan en su interés y no piensan en los aficionados y medios.

Que seguirá una disputa mediática entre ambas ligas, es un hecho. Cada una cuenta con medios de comunicación incondicionales y los ahora nombrados 'comentaristas-porristas', que se darán a esa tarea. Yo pienso que por ahí no va el camino. Debe caber la prudencia en cada declaración o comentario de los coaches, gente de 'pantalón largo' y comentaristas, pues si en verdad buscan la reconciliación, no abran más heridas de las que ya hay abiertas. Como decía Kalimán en su serie radiofónica de antaño: "Serenidad mi pequeño Solím".

Y eso es todo por hoy, no olviden leer un buen libro y si pueden hacer ejercicio, háganlo, es una buena combinación para disfrutar de la vida.

Se despide su amigo de siempre... Alex "Indiana" Camacho

*Sé generoso y comprensivo, que nadie venga a ti sin que pueda irse mejor y más feliz *

El Alex está a sus órdenes en el e-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla , me dará mucho gusto y placer recibir sus amables comunicaciones.

 

articulos

Y llegaron los noventas

Como un preludio alusivo del fin de milenio, llegaba la ultima década del siglo XX con unos años noventas que verían el cambio total que sufrió nuestro país y nuestro fútbol americano.