Dom06242018

Last update05:50:36

¡Adios B.C.S, bienvenidos los playoffs!

  • PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

Celebrando la decima sexta y última edición del juego de campeonato del B.C.S, se enfrentarán los invictos Seminoles de Florida State, el equipo número uno del país de las barras y las estrellas, contra el equipo del destino, los Tigres de la Universidad de Auburn. El encuentro se definirá en el legendario Rose Bowl de Pasadena, California; sede que tendrá el honor de darle la despedida a este formato de tazones.

La tribu desenterró el tomahawk de guerra.

Los pupilos del Coach Jimbo Fisher llegan al juego final por el campeonato nacional con el deseo de demostrar que son el mejor equipo del futbol americano colegial además de poner fin a la racha de siete campeonatos en fila para la Conferencia SEC. Con una de las mejores defensivas de la NCAA y el contar en sus filas con el mejor jugador de la nación en el pasador Jameis Winston estarán disputando su quinto juego por el título nacional en su historia, su marca es de 2-2.

Las claves del triunfo para Florida State.


Para poder levantar el trofeo una vez más la tribu de Tallahassee tendrá que frenar el demoledor ataque de los Tigres de Auburn, la unidad defensiva del coordinador Jeremy Pruitt, es la tercera mejor de la NCAA y sólo han aceptado cinco anotaciones  por carrera en toda la temporada y se enfrenta a su mayor reto en el juego definitivo.

El jugador a seguir será el linebacker Telvin Smith (#22), su responsabilidad será tacklear al explosivo jugador de Auburn Tre Mason (#21) quien tuvo un espectacular cierre de
temporada y estuvo entre los nominados al mejor jugador del país.


Si el juego se vuelve un duelo de ofensivas, aquí es donde Jameis Winston puede tomar la ventaja e inclinar la balanza, la fortaleza de su equipo es el ataque aéreo, uno de los más explosivos y peligrosos, se ubican como el ataque número 15 por aire del futbol americano colegial y enfrentarán a una de las defensivas que permiten casi 260 yardas por juego. Cuentan con un trío de receptores que rebasaron las 900 yardas.

Auburn, el destino y su oportunidad de ganar el campeonato nacional.

Previo al desenlace de la temporada, los aficionados se frotaban las manos por ver juego a los dos equipos más explosivos de la NCAA, los Tigres no decepcionaron con su actuación y llegan al juego final de la temporada con la firma intención de dar la sorpresa final y así conseguir un trofeo para cerrar una espectacular temporada.

Dos jugadas los llevaron a Pasadena, California para medirse ante los Seminoles, el pase Ave María en el juego ante Georgia y la inaudita jugada del regreso del gol de campo ante Alabama que quedarán para la historia.

El Coach Gus Malzahn desde su regreso al conjunto de Auburn, volvió a darle la mística ganadora y recuperaron el deseo de triunfo. Un genio ofensivo que fue una de las claves en el campeonato nacional de los Tigres en el 2010 ahora tiene en sus manos la posibilidad de darle una satisfacción más a sus miles de aficionados que llenarán el estadio para presenciar el ansiado choque.

La serie entre ambos equipos está dominada por los felinos, con un marca de 13-4-1, el único tazón en el cual se han enfrentado fue el del azúcar en el año de 1990, la victoria en ese entonces fue para la tribu del Coach Bobby Bowden.

Los Tigres buscarán establecer su ataque terrestre con el corredor estrella, Tre Mason quien ha sido el caballito de batalla del equipo y será sin duda uno de los jugadores a seguir durante el encuentro. Su actuación será un factor muy importante en sus aspiraciones y el equipo sabe de su capacidad en este tipo de duelos.

Amables Aficionados Sus Comentarios Serán Bienvenidos, Me Pueden Contactar
En Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla Y Twitter @Enlazonadetd.com

 

articulos

Y llegaron los noventas

Como un preludio alusivo del fin de milenio, llegaba la ultima década del siglo XX con unos años noventas que verían el cambio total que sufrió nuestro país y nuestro fútbol americano.