Dom12162018

Last update06:54:22

Un breve análisis de las semifinales de CONADEIP

  • PDF
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 

itesm mty34Se jugaron las semifinales de la Conferencia Premier de la CONADEIP, donde el ITESM Monterrey y el ITESM CEM ganaron sus respectivos juegos y estarán en la cuarta final de la liga mayor en esta liga.

La primera semifinal se jugó en Monterrey entre el equipo de los Borregos Salvajes y los Borregos de Toluca, quienes parecieron que no vinieron a un juego semifinal, ya que el equipo de Toluca mostró falta de contundencia en los momentos claves y un staff de coacheo muy conservador, que no arriesgo mucho, esperando tal vez que las cosas se dieran por sí solas.

El equipo de Toluca había mostrado una ofensiva más agresiva y más dinámica durante la temporada, fue el equipo con mayor puntos anotados y en el juego de temporada contra el equipo de Monterrey, mostró que no tenía nada que guardarse, caso contrario a la semifinal que jugaron el viernes pasado, donde se vio una ofensiva muy conservadora y sin ninguna muestra de apuro para mover la ofensiva, aun y cuando el tiempo de juego era factor, jamas dejaron de reunirse en cada jugada, tomando aproximadamente mas de 15 segundos para enviar la siguiente jugada.

Los Borregos Toluca promediaron en la temporada 221 yardas por tierra y209 por aire, pero en este juego solamente pudieron conseguir 61 yardas por tierra y 204 por aire, pero uno de los problemas fueron los pases interceptados de José Alberto Ortiz QB de Toluca, quien tuvo en la temporada solamente 4 pases interceptados y en este juego tuvo la mitad de eso, el cual uno le dio siete puntos a los locales y el otro llego en un momento muy importante en el ultimo cuarto, cuando venían avanzando con un prometedor drive, aun con tiempo en el ultimo cuarto para un posible empate.

Del otro lado de la línea,  la defensiva de Toluca permitió solamente 50 yardas por juego en la temporada y 148 yardas por aire, pero en este juego fueron 174 yardas por tierra y 132 por aire, pero las yardas por aire, fueron prácticamente conseguidas en ofensivas en el primer medio que terminaron en puntos para el equipo de Monterrey.

No todo fue la culpa de los visitantes, ya que  el equipo local, sorprendió con una potente ofensiva y veloz en el primer medio,  aprovechando un error del contrario y armando un par de ofensivas donde solamente pudieron concretar goles de campo, pero que pusieron el partido a 13 puntos  en el primer medio que al mismo tiempo parecían ya el doble.

El equipo de Monterrey promedio 137  yardas por tierra y 173 yardas por aire por juego, esta vez voltearon las cosas y con un fuerte segundo medio corriendo y consumiendo el reloj, sumaron 174 yardas por tierra y 132 por aire. La defensiva fue la diferencia, quienes estuvieron presionando a Ortiz, liderados por Alberto Montenbruck que atrapo dos veces al QB y tuvo 6 tackleadas. En la temporada permitieron un promedio  por juego de 83 yardas por tierra y 185 por aire, esta vez fueron 61 yardas por tierra y 204 por aire.

Lo difícil ha comenzando para los Borregos Toluca, quienes llegaban esta temporada como los desconocidos, en cuanto a la estrategia del staff de coacheo, pudieron sorprender y pudieron innovar durante los juegos, ya que el scout no estaba disponible para los demás coaches, pero se vio muy distinto el juego semifinal, cuando el staff de coacheo de los de Monterrey, que con la experiencia y los años de trabajo preparando juegos de esta magnitud, descifraron el plan de juego y los apagaron. El staff mexiquense necesitará ahora trabajar no solo en la estrategia, sino pulir más el sistema que los llevo a tener una gran temporada.

En la otra semifinal, no hubo mucha sorpresa, los Borregos CEM dominaron a los Cimarrones de la Autónoma de Baja California como se esperaba, y sin problemas en el primer cuarto pusieron el juego bajo  su control y fuera del alcance de los visitantes.

Los del ITESM no necesitaron mas que  174 yardas por tierra y 132 por aire, pero una de las grandes diferencias fueron esos 3 pases interceptados a Luis Araujo, quien inicio el juego con muchos nervios y  ya después pudo establecerse un poco, pero no fue suficiente para poder regresar a su equipo dentro del juego.

El CEM realmente no se esforzó al 100%, dio juego a varios de sus jugadores de respaldo y sirvió básicamente para mantenerse y estar listos para la final. El juego aéreo mostró estar en gran forma, ayudado por el cansancio de los defensivos de Baja California que al duplicar posiciones y sumándole la altura, había defensivas que no llegaban a la coberturas, pero con todo y todo,  el CEM demostró que esta listo para enfrentar a Monterrey.

Es clara la brecha que existe entre estos dos equipos, no solo en cuanto a nivel de juego, sino organización, profundidad en sus rosters y experiencia, pero  hubo momentos que los Cimarrones dieron destellos que con trabajo y dedicación, como su coach declaró antes del juego, este equipo podrá dar una sorpresa.

La CONADEIP esta dividida en diferentes niveles, aunque quieran mantenerla unida de esta forma, dándole juego a los equipo de OEFA en semifinales, cuando podrían haber tenido unas semifinales entre los 4 equipos con mayor nivel y otras con los demás equipos, que desde mi punto de vista, estos Cimarrones pudieran haber hecho  un mejor papel y darles juego poco a poco para irlos subiendo de nivel.

Lo importante de esto, no es tanto el resultado, sino el crecimiento de este equipo de Baja California y que se den cuenta de que el trabajo que se tiene que hacer en todas  lineas, tanto deportivas como administrativas, es aun mas y con eso poder lograr en algún momento, estar al nivel exigido.

Lo que si es cierto, es  que  mientras otros equipos se niegan a jugar contra los equipos del Tecnológico, estos Cimarrones, siendo una escuela publica, sin semilleros, sin coaches 100% dedicados de tiempo completo, son los que están jugando ante estos equipos fuertes y están siendo parte de los equipos que están formando la historia del fútbol americano de liga mayor en México.

 

articulos

Y llegaron los noventas

Como un preludio alusivo del fin de milenio, llegaba la ultima década del siglo XX con unos años noventas que verían el cambio total que sufrió nuestro país y nuestro fútbol americano.