Mié12192018

Last update10:25:27

1970 - 1980

  • PDF
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 
hist_7080_2.jpgCon la fundación de los nuevos equipos, hubo dos que nacieron con un ángel y un carisma diferente, los cuales adoptaron las glorias de antaño: Los Cóndores y Las Aguilas Blancas, que fuerón los que lograron agrupar toda esa mística y tradición la cual caracterizo a los Burros Blancos y a los Pumas en épocas pasadas, la gente no tardo mucho en identificarse con ellos, en los estadios se seguían viendo llenos, pero el gobierno se encargo de vaciarlos con un sucio pero eficaz plan: Los Porros.

Con la aparición de estos grupos de jóvenes pagados por el gobierno para encargarse de armar desmanes en los estadios, enfundados en un falso vestir estudiantil, se vieron las peores desgracias que ha vivido nuestro fútbol, ahuyentando así a los verdaderos fanáticos y familias del fútbol americano, y logrando la enemistad de las diferentes instituciones participantes.

A lo largo de la década se vivió una constante inseguridad a nivel aficionado, la cual repercutió todavía mas en los 80s con estadios a la mitad o menos de su capacidad.

hist_7080_1.jpgEl nivel de juego se vio elevado con equipos como Pieles Rojas de acción deportiva, el Tecnológico de Monterrey, la Universidad de Chapingo, los Tigres de Nuevo León, pero las Águilas Blancas y los Cóndores se consolidaron como los equipos del pueblo, los cuales aunque no ganaban como en antaño seguían siendo los favoritos en la capital.

Al no poder competir con los trabucos que presentaban las demás instituciones como el Tec o los Tigres, el Politécnico y la Universidad unen fuerzas para sacar de la liga a los equipos que tantos dolores de cabeza les daban, logrando con esto un estancamiento en el nível de juego de la capital de la republica que se reflejo en la década siguiente, y trayendo como consiguiente el nacimiento de un nuevo monopolio: Águilas Blancas - Cóndores.

 


 

 

articulos

Y llegaron los noventas

Como un preludio alusivo del fin de milenio, llegaba la ultima década del siglo XX con unos años noventas que verían el cambio total que sufrió nuestro país y nuestro fútbol americano.